Periódico ABC

Última Hora
  1. Las bolsas de plástico ya no son la única opción en las cajas de los supermercados. Poliéster, rafia, algodón o de patata, estos son algunos de los materiales que se pueden encontrar en las tiendas a la hora de recoger la compra. La resistencia continua siendo fundamental para soportar el peso de todos los productos adquiridos, pero la sostenibilidad y el reciclaje son dos pilares esenciales para una experiencia más ecológica. Pero, ¿contamina más una bolsa de plástico reciclada o una de algodón? La huella medioambiental de cada una de ellas es muy dispar y sorprendente. Un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha calculado su impacto y las bolsas tradicionales son, en algunos casos, la mejor opción. [Esta información se enmarca en el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 12].
  2. Madre coraje y activista medioambiental. Activista medioambiental y madre coraje. El orden de los factores no altera el producto, sobre todo cuando el leitmotiv de la vida de una persona es luchar contra un enemigo tan invisible como mortífero: la contaminación que genera el tráfico rodado. Porque algo tan sencillo como vivir cerca de una calle apestada de vehículos y atascos puede acabar con tu vida, o peor aún, con la de una de tus hijos. Esta es la cruel historia de Rosamund Adoo-Kissi-Debrah, una profesora de primaria que en 2013, vio fallecer a su hija, Ella Adoo-Kissi-Debrah, de tan solo 9 años, a causa de un fallo respiratorio agudo ocasionado por una extraña forma de asma. Desde ese fatídico momento, en la cabeza de Rosamund comenzó a repetirse la pregunta que su hija le trasladó una y otra vez, durante los 30 ingresos hospitalarios que vivieron en apenas 3 años en 5 centros sanitarios distintos de la ciudad de Londres: ¿Por qué a mi? ¿Por qué una niña sana, espabilada, deportista, buena estudiante, curiosa, amante de la música y sin problemas de salud previos sufre un cambio tan repentino a los 7 años? Ninguno de los médicos que trató a Ella sugirió que la contaminación podría ser el desencadenante de su enfermedad, un tipo de asma nada común en el Reino Unido, que provocaba ataques de tos, convulsiones e hipoxia. Por supuesto, nadie informó a Rosamund que la polución agravaba los síntomas de la enfermedad, ni que que un traslado a otras zonas menos contaminadas sería beneficioso. Todo derivó en un fulminante y fatídico ataque al corazón de la menor la noche de invierno del 15 de febrero de 2013, bajo un episodio de mala calidad del aire sobre la ciudad de Londres, muy evidente en el barrio de Lewisham, donde vivió Ella su corta vida y por donde pasa la South Circular, una congestionada carretera por la que circulan miles de camiones. Certificado en la autopsia La primera autopsia realizada a la pequeña no estableció ninguna conexión entre su muerte y la contaminación ambiental, pero Rosamund no se dio por vencida e, inspirada por el espíritu batallador y optimista de tuvo su hija hasta el último momento, comenzó una lucha para descubrir qué provocó la aparición de la enfermedad. Las sospechas llevaron a guardar muestras de tejidos de la piel de la pequeña, y tras someterse a una segunda autopsia, el forense Philip Barlow estableció que la prolongada exposición a la contaminación ambiental durante toda la vida de Ella provocó la aparición de la enfermedad, aumentó sus efectos y derivó en un fallo respiratorio grave. Según la autopsia, Ella estuvo expuesta durante su enfermedad, entre 2010 y 2013, a altos niveles de dióxido de nitrógeno y partículas en suspensión, que superaron los umbrales recomendados por la Organización Meteorológica Mundial. El origen de dichos contaminantes es evidente: el tráfico rodado, el que genera las agresivas PM2.5, pequeñas partículas de un diámetro inferior a las 2.5 micrómetros, el equivalente a un 3% del grosor de un pelo humano, que penetran fácilmente en los pulmones, traspasan a la circulación sanguínea y pueden provocan daños importantes en venas y órganos del cuerpo humano. Según la Agencia Europea del Medio Ambiente, las PM2.5 están detrás de las casi 38.000 muertes prematuras que cada año se producen en el Reino Unido y que superan las 25.000 en el caso de España. Una mayor conciencia De esta forma, y gracias a la persistencia de su madre, Ella Adoo-Kissi-Debrah, ha sido reconocida como la primera persona víctima de la contaminación ambiental en el Reino Unido y en el mundo, aumentando la presión sobre el Gobierno y las autoridades locales para que tomen decisiones drásticas y protejan la vida sus ciudadanos. Una población que, según el informe final del forense Barlow, no está informada correctamente de los efectos adversos de la polución en la salud humana, en un problema compartido por medio mundo. Actualmente, Rosamund Adoo-Kissi-Debrah mantiene su compromiso por la defensa del Medio Ambiente, y ha fundado la Ella Roberta Family Foundation, una organización que denuncia los altos niveles de contaminación de la ciudad de Londres y como 872 escuelas se sitúan en zonas que rebasan los niveles permitidos por la Unión Europea. Rosamund ha sido elegida en la Asamblea de Londres por el partido verde, desde donde lucha para conseguir una ampliación de la zona de bajas emisiones de la ciudad y es defensora de la salud y la calidad del aire de la Organización Mundial de la Salud, en una batalla que ha seguido librando recientemente en los pasillos de la COP26 en Glasgow. La historia de Ella y el coraje de Rosamund han aumentado la conciencia ambiental en la ciudad de Londres y en el barrio de Lewisham, que ha sido escogido distrito cultural en 2022. Entre todos los actos programados, destaca 'Respira', una obra animada del artista Dryden Goodwin, que aparecerá desde el mes de abril muy cerca de la South Circular, a pocos metros de la casa de Ella. Con una serie de dibujos a lápiz de cinco activistas medioambientales de la zona, entre ellos Rosamund Adoo-Kissi-Debrah, que se animarán cada vez que alguien pase por delante, Goodwin pretende dar voz a aquellos que luchan para poder respirar.
  3. La XVIII edición de la Marcha a pie hasta los yacimientos de la sierra de Atapuerca ha vencido este domingo las inclemencias del tiempo y la nieve que cubrió la capital y provincia burgalesa. Este tradicional evento, que se celebra desde el año 2003, ha rendido hoy homenaje al considerado como ‘padre’ de Atapuerca, Emiliano Aguirre, fallecido el pasado 11 de octubre a los 96 años de edad. La marcha realizó salidas desde las localidades burgalesas de Atapuerca e Ibeas de Juarros, con diferentes itinerarios dependiendo de la localidad de salida. Desde Ibeas la ruta era de cuatro kilómetros de ida y tres kilómetros de vuelta, mientras que desde la localidad de Atapuerca fue de unos cinco kilómetros de ida y otros cinco de vuelta. Dos asociaciones creadas por vecinos de las dos localidades que rodean a la sierra de Atapuerca para proteger y apoyar al proyecto científico que se desarrolla en los yacimientos de la Sierra de Atapuerca: la Asociación Cultural de Amigos del Hombre Ibeas- Atapuerca (Acahia) y la Asociación de Amigos de Atapuerca fueron las encargadas de poner en marcha esta iniciativa unos años después de declararse los yacimientos Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, recoge Ical. Como todos los años (menos el año pasado que por la pandemia), para conmemorar el aniversario de este reconocimiento, dichas asociaciones junto al Museo de la Evolución Humana y la Fundación Atapuerca, organizan esta Marcha a pie a los yacimientos de la sierra de Atapuerca. La organización de esta actividad cuenta con el apoyo y la colaboración del Ministerio del Interior, la Junta de Castilla y León, el Ejército de Tierra, Campofrío, San Miguel, Solán de Cabras, la Asociación para la Promoción de la Alubia Roja de Ibeas y la Panadería Hermanos Ibeas.
  4. Asumido desde hace tiempo que Galicia está inmersa en una nueva ola de coronavirus, la quinta —sexta en el resto de España—, y si bien todavía es «un poco pronto» para trazar previsiones, en el Sergas se considera que «en las próximas dos, tres semanas, a lo sumo, deberíamos alcanzar ese pico máximo». Con todas las cautelas, la estimación la lanzó este domingo el gerente del sistema sanitario gallego, José Flores, quien, en todo caso, matizó que esta nueva oleada se está «comportando, de momento, de una manera diferente», lo que dificulta realizar vaticinios. «Si fuera normal», abundó, cree que transcurridas esas tres semanas «habría acabado», pero hay que tener en cuenta, además, un factor diferencial adicional: justo en ese punto nos situaremos en la antesala de la Navidad. «Puede reactivar o, de alguna forma, hacer que la ola no siga el trazado habitual», admitió Flores, entrevistado en Radio Galega. «Que sea más duradera o que la meseta del pico máximo sea más larga», especuló. En el Sergas, ante este escenario no falto de incertidumbres, están por tanto abiertas todas las puertas. Aunque se va a esperar a observar la evolución del virus en las próximas semanas, Flores no descartó «medidas preventivas» específicas para el tramo navideño, como el año pasado, por ser «fechas de especial riesgo», con «mucha movilidad» y más interacción social, en la que se involucran personas mayores. Medidas en la recámara Antes, en todo caso, vendrá el puente de diciembre, y tal vez no haya que esperar a la Navidad para que la Xunta active nuevas restricciones. Pero están en la recámara. «A día de hoy todavía no» se contempla implementarlas, apuntó Flores. Sí se estudian y las han sopesado los expertos del comité clínico. Son opciones que atañen, por ejemplo, a la hostelería, que podría ver ampliada la franja de exigencia del certificado Covid —«lo tenemos en la cabeza»— o revisados horarios y aforos si el virus sigue desbocado. Cualesquiera medidas que en el pasado se demostraron efectivas «pueden estar, en cualquier momento, en el primer nivel». Tampoco se descarta extender el uso del pasaporte Covid a eventos deportivos o centros comerciales, espacios cerrados de especial riesgo. Además de lo ya apuntado por Alberto Núñez Feijóo, de que actividades ‘de pie’ pasen a realizarse sentadas. Por lo de pronto, se impone la cautela. El comportamiento «diferente» de esta ola, que apunta a una menor presión asistencial, gracias a la cobertura vacunal, aconseja todavía «medidas diferentes». Pero «siempre sorprende la forma de comportarse del virus». Todo, festejos y nueva variante mediante, podría cambiar y replantear la estrategia.
  5. Un vecino de San Martín del Rey Aurelio, de 47 años, perdió la vida a la una y media de la madrugada del sábado al volcar el vehículo que conducía, un Citröen Saxo, en la zona de contracurvas del tramo desdoblado de la As-117 a la altura de Lada por motivos que se desconocen, si bien a esa hora el asfalto se encontraba muy deslizante por los reiterados chubascos que cayeron durante toda la noche. El conductor y único ocupante del vehículo perdió el control del coche y, tras rozar con los petriles de protección, este volcó, dando varias vueltas y quedando atravesado en el carril de adelantamiento en una curva a derecha sobre su lado izquierdo. La rápida intervención de los equipos sanitarios de la UVI móvil desplazada de inmediato hasta el lugar no pudo impedir el fallecimiento del conductor, único ocupante del coche. Se trata de la decimotercera víctima mortal que dejan este año los accidentes de carretera según el cómputo provisional de la Dirección General de Tráfico (DGT). La estadística incluye solo los decesos registrados en las 24 horas posteriores a los siniestros. Según esos registros la región llevaba el pasado curso el mismo número de desgracias. En el resto del país la siniestralidad va en aumento.
  6. «No vamos a salvar el planeta; no seamos arrogantes. Solo tenemos que dejar de destruirlo». Esta reflexión lanzada por María Neira, directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), durante una conferencia sobre salud global resume de forma elocuente la encrucijada en la que se encuentra la sociedad actual. Llegados a este punto de desarrollo, existen evidencias científicas suficientes para afirmar que hay que elegir: o perpetuamos la especie o nuestro modelo de desarrollo. Parece obvio que la primera opción es la que se impone. El planteamiento puede parecer excesivo. Los datos que lo avalan también lo son. Todos coinciden en señalar la actividad humana como la principal causante de un cambio climático que ya está en marcha y que, de no contenerse, puede poner en serios apuros la comodidad de nuestra estancia en el planeta Tierra. El modo en el que nos desplazamos, producimos, cultivamos, alimentamos, consumimos, organizamos y hasta relacionamos tiene un coste tal para los recursos naturales que, de seguir el ritmo actual, conduce a un futuro poco esperanzador. En suma, no es sostenible en el tiempo; está limitado por sus consecuencias. Todas estas acciones provocan un efecto muy específico en su ámbito, pero a la vez comparten uno, el más letal: la emisión de gases a la atmósfera que provocan el famoso efecto invernadero; esto es, el incremento de la temperatura dentro de la bóveda de protección que hace posible la vida en la Tierra. Ellos (en especial el CO2) están directamente relacionados con ese vuelco que al que se encamina el clima. Pero para reducirlos hay que renunciar de forma drástica y urgente el consumo de combustibles fósiles, el alimento fundamental del crecimiento económico en la actualidad. Un cambio en marcha Este calentamiento es un hecho constatado y avanza sin freno. Ahora bien, afortunadamente hay salvedad. Si se actúa a tiempo y se cambia en algo el modelo, se podría contener la tendencia e impedir que el calentamiento alcance cotas catastróficas. Ante esta realidad solo cabe una pregunta sensata. ¿Qué margen hay para ello? Apenas una década; el plazo se estableció en 2030. De aquí nace la Agenda 2030 y sus objetivos de sostenibilidad. ¿Pero qué sucede en esta fecha para que haya sido señalada por Naciones Unidas? Según las estimaciones iniciales del grupo de científicos dedicado a observar este fenómeno (conocidos como el panel del IPCC), de seguir como hasta ahora, 2030 sería el año en el que el planeta podría alcanzar el incremento ‘asumible’ de 1,5º en la temperatura global. Esta predicción se hizo hace años, pero la situación no ha cambiado tan drásticamente como se necesitaría. Así, los expertos avisan ahora que, aunque se tomaran decisiones muy ambiciosas sobre los recortes en la emisión de gases, se podría aspirar a limitar este calentamiento a los 2º de subida. El proceso de calentamiento global está en marcha y sigue su ritmo. Así, entre 1,5º y 2º se sitúa la horquilla de lo admisible y para ello habría que llegar a las 'cero emisiones' en 2050. De lo contrario, en 60 años la temperatura media global sería de 4 grados más. De hacerlo, si ponemos como ejemplo nuestro Mediterráneo, según el último informe de IPCC, habría más de un mes completo de olas de calor al año y casi cien días de sequía de media. El clima se expresaría en extremos: de lluvias torrenciales que desplazarían a pueblos enteros, a veranos tan tórridos que se cobrarían vidas y propagarían los incendios. Sin olvidarnos de la subida del nivel del mar, que en 2100 podría alcanzar un metro. ¿Podemos permitirnos llegar a estos escenarios? Futuros posibles Cierto es que estos son los más pesimistas y pueden parecer lejanos; pero las señales de lo que se avecina ya son palpables para profesionales pegados a la tierra: cocineros con menos variedad de especies disponibles como materia prima; veterinarios que ven plagas nuevas y más resistentes; agricultores adaptando sus plantaciones a los cambios de temperatura y haciendo frente a los fenómenos extremos; ganaderos que ven cómo escasean los pastos; biólogos que ven cómo los árboles se desplazan de sus lugares habituales buscando temperaturas más bajas; aves que ya no necesitan emigrar en invierno a lugares más cálidos porque ya están en él… Los signos son muchos; razones hay de sobra para actuar. Los objetivos de sostenibilidad (ODS) marcados por la ONU constituyen la hoja de ruta que hace posible el cambio. Son 17 y conciben la nueva era como un todo en el que todo está interconectado. Para alcanzar un futuro más limpio éste debe ser justo; para que sea saludable debe ser inclusivo; para que sea igualitario debe ser solidario… Por ello, la sostenibilidad como base para construir un futuro mejor tiene que ver con limar las diferencias de género en las empresas y las instituciones, pero también de iniciativas para erradicar la pobreza y llevar la educación a todos los rincones; consiste en idear cómo limitar la contaminación de los océanos, pero también de apoyar políticas que primen el bienestar de los ciudadanos; de promover una cadena de producción que no contamine, pero también de una ciudadanía consciente de las consecuencias de sus decisiones a la hora de consumir. Tiempo para la acción Como no puede ser de otra forma, lo sostenible, esto es, crecer sin comprometer el futuro del planeta, está en el discurso de las administraciones y las empresas, pero también en sus planes de acción. Es el turno de que el mensaje cale en el ciudadano para que la transformación sean global. Toca cambiar; hacer algunas (o muchas) cosas de otra manera. Mirar más allá de lo evidente y ser consciente de las consecuencias de cada paso que se da. Pero para ello hay que saber cómo; es decir, se impone estar informado, manejar claves y recursos. Para ello nace la nueva sección Antropía; para ofrecer contenidos que informen sobre el qué y el por qué de la sostenibilidad, pero también orientar sobre el cómo abrazarla. Con datos y con el ejemplo de quienes ya han emprendido ese camino de cambio. Para crear conciencia e invitar a la acción. Hay tiempo. Una década.
  7. La expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner está de festejo. El motivo de su alegría no es precisamente el nivel de aprobación de su partido en la tierra del mate (cabe recordar que el oficialismo sufrió una dura derrota en las urnas en las elecciones parlamentarias del pasado 14 de noviembre), sino que se vincula con un alivio judicial. En la noche del viernes, cuando los argentinos se disponían a comenzar el fin de semana con un clima casi veraniego, una noticia hizo saltar las alarmas de la prensa local: la exmandataria y actual vicepresidenta de la nación se «salvaba» de tener que afrontar un juicio en el que se la acusa de lavado de dinero. La decisión se dio a conocer pasadas las 20.00 hora local y ocurrió tras una serie de idas y venidas que incluyeron hasta un cambio de juez. Además de Cristina Fernández de Kirchner, también fueron sobreseídos en la misma causa otros dos empresarios locales, Lázaro Baez y Cristóbal Lopez. Sobre la causa La causa que involucra a la expresidenta andina está vinculada a dos empresas pertenecientes a la familia Kirchner: Hotesur SA y Los Sauces SA. Ambas firmas estaban siendo investigadas por lavado de dinero. Lo que sucedió este viernes fue que el Tribunal Oral Federal 5 (TOF 5) tomó la decisión de sobreseer, con un voto mayoritario, a la actual vicepresidenta sin tener que realizar el debate oral que establece el Código Procesal en estos casos. No solamente la política se vio beneficiada -y aliviada- a causa de la decisión judicial. También «se salvaron» de ir a juicio sus dos hijos, Máximo y Florencia Kirchner, y otros trece imputados. El primero es el líder del movimiento kirchnerista llamado La Cámpora. Todos ellos fueron declarados inocentes sin haber tenido que afrontar un juicio. Además de este alivio de pasar por «el banquillo», el sobreseimiento -si se mantuviera firme- podría tener otras consecuencias, tales como la anulación de los embargos que pesaban sobre algunos bienes de la familia. Llamado a protestas Apenas se dio a conocer la polémica noticia, y en medio del asombro de gran parte de la ciudadanía, los líderes del partido de Mauricio Macri, Juntos por el Cambio, convocaron inmediatamente a una protesta masiva para el próximo 11 de diciembre, llamando a realizar un «banderazo». Sin embargo, no todos los seguidores de este movimiento político se mostraron de acuerdo con esta propuesta, dado que algunos de ellos la tildaron de tibia. A su vez, desde otros partidos de la oposición, como es el caso de la UCR y los liberales, también se manifestaron en contra del fallo judicial. La noticia del sobreseimiento de Kirchner se da en un contexto en el cual en el país del tango los ánimos ya estaban caldeados. El jueves por la noche el gobierno prohibió a los bancos que ofrecieran financiamiento a los viajes al extranjero, que es la única posibilidad que permitía a gran parte de la población costear un billete. Sumado a este escenario, desde las primarias de las elecciones parlamentarias, en septiembre, se incrementan las versiones de pelea entre el presidente Alberto Fernández y su vice, Cristina Kirchner, rumores que se consolidaron tras la ausencia de la ex mandataria el día de las votaciones parlamentarias definitivas. Semana a semana, crece el malestar en gran parte de la población local y esto se ha visto evidenciado en las urnas. La próxima expresión de disconformidad con el gobierno actual y la flamante decisión judicial podría ocurrir en las calles el próximo 11 de diciembre.
  8. Cientos de personas han llenado hoy de color y solidaridad las calles de Valladolid con la iniciativa ‘Corriendo por la Palma’, organizada por Cáritas. La carrera tuvo como foco central la zona de la Plaza Zorrilla y el Paseo Central del Campo Grande, donde se desarrolló la salida y llegada. Las inscripciones se pudieron realizar en la modalidad de carrera, marcha o 'fila cero', mediante un donativo de cinco euros. Los vallisoletanos se olvidaron por un rato del frío que hoy congelaba la ciudad, con temperaturas que rondaban los cero grados. La meta, más allá de la pancarta de llegada, era recaudar fondos en beneficio de los afectados por el volcán de La Palma. La marcha discurrió a través de seis kilómetros.
  9. La UD Socuéllamos se quedó con la miel en los labios en Alicante frente al CF Intercity, actual líder de la clasificación. En un partido sin grandes sobresaltos ofensivos por parte de ambas escuadras, la contienda se decidió con un gran gol de Cristian al borde del descanso. Fran Cortés tuvo el empate en sus botas en el 90. En resumen, buen partido de los azulones, pero sin el premio de un empate que tuvo muy cerca. Los manchegos salieron muy fuertes contra un rival que era incapaz de tomar el mando. En el minuto 10 disparó Hugo Esteban con potencia y obligó al veterano guadameta Manu Herrera a desviar el esférico. El Intercity reaccionó y, de esta manera, Cristian tuvo un claro mano a mano con Joan Ramos en el 22, que el portero visitante rechazó en una acertada intervención. Ya en la recta final del primer tiempo, minuto 42, un excelente servicio de Pol Roigé lo aprovechó Cristian para internarse, driblar a Joan Ramos y anotar a puerta vacía. Tras la reanudación, el equipo manchego arriesgó en defensa para ir a por el empate. Sin embargo, no creó ocasiones de gol salvo en el minuto 90, cuando Fran Cortés no supo enviar el balón a la red con todo a su favor. El balón salió rozando un poste. Por su parte, el Intercity perdonó el 2-0 después de que Enzo Cabrera disparara desviado en el minuto 92 en inmejorable posición para anotar. - CF Intercity: Manu Herrera; Binu, Kecojevic, Álvaro Pérez, Ferroni; Rofino, Cristian (Benja, m. 90), José García (Miguel Mari, m. 46), Josiel; Pol Roigé (Carmona, m. 66) y Borja Viguera (Cabrera, m. 52). - UD Socuéllamos: Joan Ramos; Moreno, Toboso, Ricar, Queijeiro; Iván Bueno (Chabo, m. 53), Adri, Escudero (Nacho Huertas, m. 75), Hugo Esteban (Ginaid, m. 75); Homet (Fran Cortés, m. 63) y Fer Cortijo Árbitro: González Rodríguez. Amarillas al local Ferroni. Por parte visitante, a Adri y Ricar. Goles: 1-0, m. 42: Cristian. Incidencias: Partido de la jornada 13 del grupo V de Segunda RFEF disputado en horario matinal en el estadio municipal 'Antonio Solana' de Alicante ante unos 400 espectadores en las gradas.